Foto: Redes de UEFA.

La UEFA aplicó una sanción para los nueve clubes que desistieron de formar parte de la Superliga de Europa: AC Milan, Inter, Tottenham, Liverpool, Manchester United, Manchester City, Arsenal, Chelsea y Atlético de Madrid.

La medida consiste en comprometer a los equipos a:

  • Reconocer y aceptar sin reservas el carácter vinculante de los Estatutos de UEFA
  • Permanecer comprometidos y participar en cualquier competición de clubes del organismo a la que hayan accedido por méritos deportivos
  • Volver a unirse a la Asociación Europea de Clubes
  • Finiquitar y emprender cualquier proceso legal y contractual que los vincule a la Superliga

Además, las entidades deportivas deberán donar 15 millones de euros para beneficiar al fútbol infantil, juvenil y base del viejo continente. Asimismo, les será retenido el 5% de los ingresos lo que hubieran recibido de las competiciones de clubes de UEFA.

En adición, los nueve equipos aceptan posibles sanciones y multas por desobedecer al compromiso con UEFA.

De igual forma, la UEFA pedirá y ayudará a las Asociaciones Nacionales y Ligas Nacionales a que éstas presten la debida atención al espíritu, contenido y propósito de los compromisos asumidos por los clubes con la UEFA.

Aleksander Ceferin, presidente de UEFA, declaró: «Estos clubes reconocieron sus errores rápidamente y han tomado medidas para demostrar su arrepentimiento y compromiso futuro. No se puede decir lo mismo de los que siguen en la Superliga y la UEFA se ocupará de esos clubes posteriormente.

Por ahora, UEFA se ha reservado derechos de emprender acciones contra los equipos que aún no renuncian a la idea de la Superliga: Real Madrid, Juventus y FC Barcelona.

Artículo anteriorNBA: Resultados de la jornada 130
Artículo siguienteYefferson Soteldo fue oficializado en Toronto FC