Según información de la comunicadora Gisella Buendía en el programa radial De Primera, el principal inconveniente que tuvo el VAR durante el Clásico del Astillero jugado este sábado 10 de julio, por la fecha 11 de la LigaPro, era que Luis Quiroz, juez central, y Carlos Orbe, encargado del VAR, no tenían comunicación, puesto que sus intercomunicadores no funcionaron.

La manera en la cual ambos colegiados intercambiaban información y opiniones era a través del Walkie Talkie de Roddy Zambrano, que era el cuarto árbitro del encuentro.

Cuando se da la jugada polémica, finalizándose la primera parte, en la que Mario Pineida, de Barcelona SC, podía salir expulsado por una falta sobre Alexis Zapata, Luis Quiroz se acerca a la pantalla para revisar el video; no obstante, la imagen quedó congelada y luego se fue por completo la señal.

Roddy Zambrano, al ver que no se conseguía solucionar el problema desde el servidor (dos monitores se habían apagado), sugirió a Quiroz que hable con los capitanes, Damián Díaz y Sebastián Rodríguez, para que se reinicie el partido.

En el segundo tiempo, se mantuvieron los inconvenientes del VAR; por lo tanto, no se pudo advertir que Zapata salió, por doble amarilla, al empujar la pelota hacia las redes con su mano, cuando debió primero pitarse un penal del cancerbero torero, Javier Burrai, sobre el mediocampista colombiano. Luis Quiroz tuvo que decidir según su propio criterio, observando el momento en tiempo real, sin repetición.

Al minuto 67, funcionó nuevamente el VAR, pero no fue útil, ya que no hubo más necesidad de que éste intervenga.  

Artículo anteriorCopa Sudamericana: Horarios y canales de transmisión de los partidos de LDU de Quito e Independiente del Valle por la ida de los octavos de final
Artículo siguiente“No vamos a matar gente (por los errores del VAR durante el Clásico del Astillero), nuestro estilo es resolver”, señala Miguel Ángel Loor