Real Madrid y Barcelona o lo que es lo mismo Florentino Pérez y Joan Laporta van de la mano en muchos temas, pero son enemigos íntimos en lo deportivo y lo saben. Cierto es que hay respeto entre clubes y dirigentes, pero cuando los objetivos son los mismos, la batalla de toda la vida vuelve a aparecer. Y ahora con Erling Haaland se revive esa ‘guerra’ de una manera encarnizada.

Desde Dortmund exigen al jugador la toma de una decisión antes de que termine este mes de enero, hecho que puede precipitar algunos movimientos de los dos clubes españoles. ¿Se moverá en el resto de grandes de Europa? La decisión del noruego es clara y quiere jugar en LaLiga.

Uno es calculador, frío y le gusta ejecutar las operaciones de una manera más discreta. El otro es más arriesgado, no esconde sus cartas y ahora las vuelve a mostrar en público, tal como hizo el pasado lunes en la presentación de Ferran Torres, eso sí con mensajes contradictorios. Se ha reunido en dos ocasiones con Mino Raiola y ambas han sido publicadas con un ligero diferido.

Desde el Real Madrid hablan de la prioridad de cerrar el acuerdo con Mbappé para luego pensar en Haaland, pero asumen que no hay tiempo que perder y que la posibilidad de ver a los dos juntos merece mucho la pena por mucho que Mino Raiola intervenga en la operación.

El presidente azulgrana sabe que la entidad catalana debe recuperar el terreno perdido en los últimos años, pero también conoce que el Real Madrid va por delante en muchos asuntos, empezando por lo deportivo y terminando por lo económico, argumento clave para poder armar un equipo competitivo. Van de la mano en el asunto de la Superliga y en la gestión de LaLiga en muchos aspectos, pero ahora son rivales y lo asumen.

El típico estar dispuesto a todo encaja perfectamente en lo que piensan por el Nou Camp. El máximo mandatario azulgrana, tiene pesadillas con la posibilidad de ver a Mbappé, Vinicius y Haaland en el Real Madrid. Sabe que sería un golpe casi mortal y así se lo ha hecho saber a todos los que le rodean. De hecho la orden ha sido clara: «Hay que vender, incluso a pesos pesados».

El Real Madrid, por contra, se está moviendo, sigiloso en esta operación del delantero noruego. Ha querido mantenerse un poco al margen por aquello de evitar una subasta, pero saben que es el momento de actuar. De hecho ya han hablado con el Borussia Dortmund y con Mino Raiola. Ya saben la orden cara a la próxima temporada: «El dinero para la delantera«.

A diferencia de lo que sucede en el Barcelona, el club blanco no tiene necesidad de vender, de aligerar masa salarial. De hecho, las salidas de Isco, Bale y Marcelo permitirán más posibilidades a un club que tiene un margen de maniobra de más de cerca de 300 millones de euros en lo referente a los sueldos de jugadores.

Javier Tebas fue muy sincero días atrás sobre el futuro de Haaland y Mbappé: «Yo lo espero, que terminen Mbappé y Haaland en el Real Madrid o en algún equipo español. El Real Madrid tiene capacidad para, con la gestión que ha hecho, tener a ambos jugadores si quiere«.

«Creo que fichar a Haaland en verano es muy complicado para el Barcelona, se tendrían que dar muchas circunstancias aparte del acuerdo con CVC. Ahí están los números que presentaron y para recuperar esas pérdidas y que tenga un buen límite salarial tiene que hacer muchas cosas. Ayudaría el tema de CVC, eso seguro», sentenció el presidente de LaLiga.

Tomado de Diario Marca

Artículo anteriorQUEDARON SUSPENDIDAS LAS ELECCIONES DEL CLUB SPORT EMELEC
Artículo siguienteMessi post Covid: ¿Qué deberá hacer al llegar a París y cuándo podrá jugar?