Foto: @Hora25Ec

El técnico de la selección ecuatoriana de fútbol, Gustavo Alfaro, brindó una entrevista al programa televisivo Hora 25 la noche de ayer.

En ella, el técnico argentino aseguró que la expresión «profe» es muy ecuatoriana, pues en Argentina a los entrenadores se los lalma «director técnico».

Luego, el estratega de La Tri hizo una reflexión acerca de que la suerte juega en el deporte, pero que normalmente beneficia más a los que se preparan. Parafraseando a un golfista de su tierra, declaró: Cuanto más practico, más suerte tengo. Asimismo, se sinceró en cuanto qué le pide a Dios, ya que es creyente. «Le pido a Dios por lucidez y serenidad para tomar decisiones», aseveró.

El seleccionador de Ecuador comentó que de pequeño le apodaron «lechuga» por su corte de pelo y que siempre se desenvolvió como volante central; no obastante, en una ocasión se puso los guantes y atajó, debido a que el portero habitual no estaba disponible.

«Dentro del camerino está la única verdad, es el lugar donde se puede hablar, donde el jugador tiene derecho a expresarse. Cuando salimos a los medios hay que ser prudente. Hay que pensar muy bien lo que se dice y no siempre decir lo que se piensa», explicó Alfaro sobre lo que le aconseja a los futbolistas al tener que dar declaraciones a la prensa.

Además, el estratega exBoca Juniors dio luces acerca de cómo administra vestuarios: Lo importante es generar un sentido de equipo, armar una estructura de trabajo. El talento está al servicio del equipo. No me gusta que me falten el respeto; si yo falto el respeto, no puedo pedir que sean así conmigo. No se necesita insultar para gestionar grupos, hay que ganarle el corazón al jugador».

El entrenador de la tricolor reveló también que su fe católica fue heredada familiarmente y que su vida social giró en torno a la Iglesia en sus primeros años de vida. Estuvo envuelto en obras de caridad y de labor social. Adicionalmente, habló sobre su amor por la cocina.

El director técnico del combinado nacional acotó ciertos detalles acerca de la composición musical de su país, del género rock argentino, la cual estuvo muy influenciada por la dictadura militar de la época.

Cuando se le preguntó por su jugador favorito, el exBoca Juniors confesó que su debilidad es Diego Maradona, quien según él hizo creer a los gauchos que eran invencibles porque jugaba como los dioses.

Gustavo Alfaro desveló muchas cosas de su carácter y personalidad: su principal virtud, la templanza; su principal defecto, la obsesión. En cuanto a su ideal de felicidad, cití una frase: uno la necesita como el agua y uno espera algo fuerte como el torrente de un río, pero al final, uno descubre que son apenas gotas de lluvia.

Por otra parte, el entrenador de Ecuador agregó que Argentina es su lugar favorito para vivir y que su color preferido es el azul del cielo.

Artículo anteriorJhegson Méndez, positivo por covid
Artículo siguienteUniversidad Católica no pudo en casa ante el Mushuc Runa